Las inocentes: Anne Fontaine

Las inocentes: Anne Fontaine

Basada en hechos reales, la historia de estas MUJERES-MONJAS de un convento de Varsovia, una vez terminada la II Guerra Mundial, deja una extraña incomodidad frente a temas más allá de lo meramente religioso.

Su directora Anne Fontaine (2016), teje a partir del diario de Madelaine Pauliac, doctora francesa que atendió y permitió que llegaran a la vida, recién nacidos producto de las reiteradas violaciones sufridas por las monjas a manos de rusos en territorio polaco; un relato escalofriante, sin embargo, en ningún momento alcanza lo melodramático. Solo nos abandona en medio de la nieve de ese invierno crudo y solitario, a tomar decisiones tales como las de aquellas mujeres a las que la fe- en casos mínimos- las puede sostener en sus embarazos, partos y relaciones maternales con sus hijos. Nos preguntamos por la FE, con mayúsculas,por todas nuestras creencias, por la VERDAD, más que nada por la VERDAD.

Frente a una destrucción moral, espiritual y física a qué nos podemos aferrar? Creo que en el filme se da una respuesta: aceptar con estoicismo. Ahora, y nosotros? aceptaremos? ...olvidaremos y seguiremos adelante...nos transformaremos?... nos vengaremos?...o nunca podremos olvidar?...Personajes notables buscan una salida extrema y caen en la más absoluta tragedia griega...se enceguecieron temerosas ante la ruina de su mundo silencioso y de campanadas tristes y monótonas y atentaron contra el mandamiento esencial, la vida ; y aquellas que se levantaron el velo y miraron al cielo, a ese Dios al que se entregaron castamente, o buscando por dónde seguir la vida, simplemente. Y lo enfrentaron para seguir.

En "Las Inocentes" no hay nada truculento. Nada de violencia explícita ni enfrentamientos armados. Y esto la hace aún más intimista y digna de reflexión.